Yo vuelvo a ser yo

Sentada en la cama, ya en pijama y aferrada al edredón. Una vieja lámpara de pinza alumbra lo justo para poder leer unos apuntes que no me apetecen, unos poemas a los que no tengo ganas de buscarles un sentido.
Me muevo hacia una postura inverosímil, un pequeño rostro me mira desde una foto pegada con celo a la pared. Una niñita con un vestido horrible de volantes y puntillas y un lazo a juego en el pelo que no me quita ojo, y esa carita suya, con la boca entreabierta,unos ojitos oscuros y brillantes, la nariz ligeramente más colorada que el resto de la cara; en definitiva, esa expresión que siempre he puesto cuando ya no sé seguir, cuando tan sólo quiero que alguien venga a buscarme y lo arregle todo por mí, cuando no consigo adivinar qué ha pasado para que algo salga mal, pero tengo la certeza de que por mucho que me esfuerce en retenerlas, las lágrimas escaparán al más mínimo descuido.
Exactamente la misma expresión de hace una semana, de saber que sólo me queda huir y que no es eso lo que quiero, de caer en los más hondo y no saber hacia donde seguir. "Hacia arriba, estás en el fondo, sólo queda subir" Pero me equivoqué, aún podía bajar más... Y subir, después siempre subir. Y encontrarme con ese yo que sí es yo, el que se empana y se sonríe, el que remonta en un par de días, el que ríe y parlotea, el brillante.
Ojalá se quede un tiempo... y me ayude con los apuntes.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Lee y descúbrelo ;)

(puedes empezar aquí)

    Mis fans nº1


Recent Comments